Té blanco, propiedades y salud

El té blanco, poco a poco, ha ido ganando reputación dentro de los amantes de esta clase de bebidas. Primero por su delicadeza y su carácter distinguido. Pero luego se fueron descubriendo propiedades por demás de interesantes en esta infusión.

Entre los beneficios con los que contaría el té blanco para ayudar a la pérdida de peso se encuentran algunos de notable estima para las personas que están haciendo dietas.
Por ejemplo, el té blanco cuenta con un gran poder de acción sobre la zona digestiva, ayudando en los procesos y mejorando el tránsito intestinal, lo cual lo convierte en un buen eliminador de grasas y toxinas. También es suavemente diurético y, por ende, colabora con la expulsión de líquidos.

A su vez, el té blanco ayuda a reducir los depósitos grasos, mientras que resultaría bueno para disminuir los triglicéridos y bajar el colesterol malo. Además, es uno de los antioxidantes más poderosos que existen, por lo cual es recomendable más allá de cualquier tipo de dieta que se esté llevando adelante.

Por otra parte, el té blanco no presenta prácticamente contraindicaciones, ya que es el que más bajo nivel de cafeína tiene dentro de esta gama de bebidas. Quizás su única contra sea que es más costoso que los demás tés, que pueden conseguirse en el mercado.

Propiedades antioxidantes del té blanco:
El té blanco era conocido como el de la inmortalidad y la eterna juventud en China. Su delicadeza y el hecho de tratarse de brotes jóvenes de la planta del té, lo convierte en el más buscado de todos. Su capacidad antioxidante, por otra parte, es superior con respecto a cualquier otra clase de té existente.
El té blanco había sido considerado en la antigua China como una auténtica fuente de juventud eterna e inmortalidad. Estos jóvenes brotes de la planta del té que crecen en las alturas de dicho país asiático son la más delicada -y buscada- variedad de esta bebida. Pero además de su delicado sabor, existe otra razón: su gran poder antioxidante, algo que la ciencia terminó por demostrar, que aquellos chinos tenían razón.

Se estima que el té blanco es 100 por ciento más eficaz que el té verde en materia de antioxidantes, ya que contiene tres veces más polifenoles. Estos, como se sabe, son potentes antioxidantes presentes en todos los tipos de té y muy conocidos por aumentar las defensas del organismo y neutralizar la actividad de los radicales libres.

De todas formas, también se cree que el té blanco tiene muchas otras propiedades. Entre ellas se encuentra la de ser bueno para las caries; tener una eficacia mayor a las vitaminas C y E; aportar energía, combatiendo la fatiga y el agotamiento mental (tiene cafeína); es diurético y favorecería la eliminación de grasas, mientras que también se cree que es bueno para disminuir los niveles de colesterol malo.
Y esto es algo muy importante, ya que los radicales libres son los causantes de la oxidación de las células, lo que puede derivar en enfermedades como el cáncer. Los polifenoles son auténticos expertos en neutralizar la acción de los radicales libres.

OTROS BENEFICIOS:
Infartos

Por su capacidad quema-grasas y fortalecedora de los capilares del organismo, este tipo de té mejora y previene las enfermedades cardiovasculares y disminuye el riesgo de padecer un infarto.

Colesterol

Al igual que sus homólogos del té verde y el rojo, un par de infusiones de té blanco al día reducen los niveles de colesterol y de triglicéridos, siempre y cuando su consumo venga acompañado de una dieta equilibrada y completa.

Alzheimer

En este caso son sus propiedades antioxidantes (por su concentración en polifenoles) las responsables de rebajar la probabilidad de contraer Alzheimer o cáncer, entre otras enfermedades degenerativas.

Cansancio

También resulta perfecto para combatir la fatiga y mejorar la actividad mental. En ese aspecto, gana la batalla al café o a otras infusiones, dado que el té blanco es la modalidad menos excitante de todas.

Infecciones

Además de sus propiedades purificantes y diuréticas, el té blanco se considera una barrera natural contra las infecciones y refuerza las defensas del cuerpo humano. Se aconseja tomar la infusión con miel y limón.

Caries

No suele ser una propiedad muy reconocida, pero lo cierto es que este té tiene una cantidad en flúor nada despreciable, ideal para evitar la aparición de caries.

Arrugas

¿Paga tu piel los excesos que cometes a diario? El té blanco evita la aparición de arrugas y mejora la calidad de la piel. Esto se debe a su protección natural contra los radicales libres, provocados por el estrés o los rayos nocivos del sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s